Ruta ermitas Santo Toribio de Liébana

En estos días en que mucha gente se acercará hasta Liébana con motivo del Año Jubilar Lebaniego 2017, proponemos una ruta perfecta para la ocasión: ruta por las ermitas del entorno del monasterio de Santo Toribio de Liébana. A lo largo del recorrido, enmarcado por los Picos de Europa y los divinos paisajes del valle de Liébana, se entenderán las razones que llevaban a los monjes a retirarse a meditar en estos lares.

Características ‘Ruta por las ermitas del entorno del monasterio de Santo Toribio de Liébana’:

Dificultad: Baja. Apropiada también para niños. A 21 km. de Espinama.

Descripción: El primitivo monasterio de Santo Toribio estuvo rodeado de todo un conjunto de capillas y minúsculas ermitas, algunas de ellas semirrupestres, adonde se retiraban los monjes en sus penitencias: Cueva Santa, la ermita de San Miguel, la ermita de Santa Catalina, la ermita de San Pedro y la ermita de San Juan de la Casería. Actualmente están rehabilitadas y pueden visitarse.

Cueva Santa

Se trata de una construcción prerrománica ubicada en La Ladera norte del monte de La Viorna, en parte excavada en la roca y en parte fabricada en sillería y sillarejo. Según la tradición recogida por el Padre Prudencio de Sandoval en 1601, el santo monje palentino se retiraba a orar en ella.

La Ermita de San Miguel

Situada en el extremo de La loma, dispone de una espectacular panorámica del valle del Deva y Potes. Se conserva sólo el ábside o cabecera de planta rectangular, con bóveda y arco triunfal apuntado, propio del siglo XIII.

La Ermita de Santa Catalina

Sus ruinas se elevan sobre la loma que resguarda el monasterio. Se conserva la espadaña y los muros del presbiterio que se unen a ella, con indicios de haber tenido bóveda de cañón apuntado y correspondería, por tanto, a los inicios de la época gótica.

La Ermita de San Juan de la Casería

Se encuentra cerca de la carretera, antes de llegar a Santo Toribio, en el pueblo de Mieses, y estaba cercana a la granja del monasterio. Es una sencilla construcción rectangular, con puerta de entrada en arco de medio punto y ábside cuadrado, también de mampostería, que data de la misma época que las anteriores.

La Ermita de San Tirso

Ubicada en un espléndido paraje de la localidad de Ojedo, puede tener su origen en los primeros siglos de la Reconquista, pero la actual fábrica nos remite a finales de la época gótica. Es tradicional su romería de agosto.

San Sebastián de Ojedo

El origen de este templo es la antigua iglesia prerrománica del siglo IX que se encontraba en el lugar que hoy ocupa la capilla del cementerio y dependió de Santo Toribio. De ella, sólo se conserva el marco de una celosía de piedra, de forma rectangular, con decoración sogueada de influencia asturiana que ha perdido su tracería. Su portada protogótica se encuentra en la actual iglesia parroquial.

Ruta-ermitas-Santo-Toribio

Share This