Hayas en Picos de Europa Liebana

En esta ocasión queremos aconsejaros dos rutas de baja dificultad, ideales para cualquier edad y época del año, que tienen en común otras dos características: su proximidad a Espinama y al Hostal Remoña y el haya, ese árbol tan propio de Cantabria. Se trata de la ‘Ruta del haya loca’ y de la ‘Ruta del hayedo de Las Ilces’.

Ruta del ‘haya loca’. Longitud (Length): 4 Km. circuito completo. Desnivel (Difference in altitude): 100 m. de subida y de bajada. Duración (Duration, in hours): 2 h. Dificultad (Difficulty): Baja.

Descripción: por el camino que lleva al cementerio de Espinama, se coge la primera desviación a la izquierda por una pista de tierra. Se sigue todo recto hasta la tercera desviación a la derecha. Continuando por esta desviación unos 500 m., nos encontraremos con un grupo de ‘hayas locas’, que tienen el ciclo de la vida cambiado, es decir, en verano no tienen hoja y en invierno sí.

 

Ruta del hayedo de Las Ilces. Longitud (Length): 9 Km. circuito completo. Desnivel (Difference in altitude): 100 m. de subida y de bajada. Duración (Duration, in hours): 3 h. 15 min. Dificultad (Difficulty): Baja.

Descripción: este cómodo circuito con inicio y final en Espinama permite compaginar la belleza de los pueblos del alto valle de Camaleño con los magníficos bosques de hayas y robles que tan bien se conservan en su entorno. Tras callejear entre la cuidada arquitectura popular de Espinama y Pido, la ruta se adentra en la pista de Pierga, en dirección a Cosgaya, que discurre por la margen derecha del río Deva y al pie de los frondosos bosques que descienden desde las cumbres del Coriscao, por los valles de Pierga y Peñalba. Sin duda, esta es una de las zonas mejor conservadas del entorno de los Picos de Europa, donde se refugian algunos de los escasos osos de la Cordillera Cantábrica, entre otras muchas especies esquivas. El circuito se completa pasando por el pequeño pueblo de Las Ilces, para regresar por la vertiente expuesta a la solana, en la que cambian las especies forestales, aunque se mantiene la espesura del bosque.

Share This