Pablo Criado 4 gigantesLUIS A. GARCÍA. Espinama

Pablo Criado (Santander, 1976), ultrarunner especializado en recorridos muy largos y técnicos, tratará de ser el primer atleta en unir corriendo y escalando los cuatro principales cuatromiles del valle de Aosta italiano: Cervino (4478 m.), Monte Rosa (4638 m.), Gran Paraíso (4061 m.) y Monte Blanco (4810 m.). Unos 360 km., más de 30.000 m. de desnivel positivo y nueve días, entre el 9 y el 17 de agosto, para acometer un proyecto que Criado tilda de “sueño” y que afrontará con la máxima seguridad posible al contar con el apoyo de guías de montaña en cada una de las escaladas. Precisamente, uno de sus principales objetivos es que cale el mensaje sobre “la necesidad de extremar las precauciones en la montaña”.

Es difícil saber cuál fue el momento en que Pablo Criado perdió el oremus y decidió, a partir de entonces, exprimir al límite su cuerpo con recorridos sobrehumanos que siempre discurren entre montañas. También es difícil saber exactamente qué razones le pueden llevar a realizar semejantes aventuras, aunque las malas lenguas apuntan a una sutil estrategia para combinar su hobby preferido y sus vacaciones en algunos de los parajes más bellos del planeta.

Pablo Criado 4 gigantesPablo Criado 4 gigantesSea como fuere, Pablo sí recuerda perfectamente el momento en que nació la idea de unir los cuatro gigantes del valle de Aosta: “la verdad es que este sueño surgió después de mi primer Tor des Geants, en 2011, y cuatro años después se hará realidad”. En esa primera participación en la mítica Tor des Geants Pablo Criado quedó tercero, pero, sobre todo, quedó para siempre enamorado de los Alpes italianos y de sus gentes. Y también, al parecer, los 330 km y 24.000 m. de desnivel positivo de la carrera le debieron saber a poco y empezó a darle vueltas a una pregunta que poco a poco se convirtió en deseo irrefrenable: “¿Por qué no hacer el recorrido desviándose a las cumbres?”.

La respuesta llegará entre el 9 y el 17 de agosto, en el año que se cumple el 150 aniversario de la primera ascensión al Cervino, cuando el ultrarunner cántabro trate de ser el primero en encadenar el Cervino (4478 m.), el Monte Rosa (4638 m.), el Gran Paraíso (4061 m.) y el Monte Blanco (4810 m.), corriendo y caminando por los senderos y escalando a las cumbres. Courmayeur será el punto de inicio y final de un recorrido que seguirá en su primera parte la vía alpina número 1 que da la vuelta a todo el valle de Aosta, y, ya en la segunda parte, la vía alpina número 2.

Aunque nunca se haya hecho esta ruta, Criado no pretende “batir ningún récord” sino más bien “realizar un viaje y al tiempo enviar un mensaje muy claro sobre la seguridad en la montaña”. Cada vez más gente se apunta a la moda del trail running y en demasiadas ocasiones se subestima el riesgo que encierra la montaña. “Correr es muy divertido”, dice Pablo, “pero cuando se pasa de una cierta cota y el terreno cambia a glaciares y roca vertical, se hace necesario dominar otras técnicas y tener una capacidad técnica diferente, así como utilizar otros materiales”. Ese es el instante en que se debe confiar en los profesionales de la montaña.

Pablo Criado 4 gigantesEn este sentido, nuestro paisano contará con la cooperación de los mejores especialistas en dichas montañas, los guías de la Società Guide Courmayeur, Società Guide Cervinia, Fondation Grand Paradis y Grivel Mont Blanc. “La montaña debe ser respetada en todos sus aspectos”, continúa Criado, “por lo que, hasta una cierta altitud, podemos correr solos de forma segura… pero cuando pasas una cota y un tipo de terreno, es primordial confiar en los guías de montaña, quienes han hecho de la montaña una profesión y conocen la dificultad del terreno, las técnicas, el clima, etc.”.

Actualmente, son muchos los aficionados que siguen con pasión los retos de grandes atletas, pero Pablo avisa a quienes piensan en emular, poniendo su vida en peligro, a “fueras de serie” de ese tipo, que pueden afrontar esos proyectos debido a su condición excepcional y a una preparación muy específica, tanto del terreno como de la actividad: “A partir de una determinada cota hacia arriba, se sube con paso más lento y bien equipado por todo aquello que pueda suceder; este es el mensaje que queremos transmitir: el de moverse en montaña con seguridad, en función del terreno por el que discurra la actividad, para que nadie se cree falsas ilusiones acerca de algunas actividades”.

Al tratarse de una empresa de carácter no competitivo, Pablo contará con un equipo de asistencia, compuesto por familiares y amigos, que le seguirá por los senderos y en cada final de etapa, y que, gracias a un localizador, podrá conocer su posición exacta cada 15 minutos. Una ayuda que le permitirá filmar y fotografiar el recorrido para, en una segunda parte del proyecto, realizar vídeos, proyecciones en conferencias…

Igualmente, a quienes les seduzca el “sueño” de Pablo Criado, podrán seguirlo diariamente a través de las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) y páginas web, entre otras, www.pablocriado.es, o www.grivel.com.

Pablo Criado 4 gigantesDesde Turismo Rural Remoña sólo nos falta desear suerte en su desafío (y quizá hacerle llegar unos auténticos chorizos caseros de Liébana que tanto le gustan) a este incansable corredor de montañas que, para abrir boca de cara a los cuatro gigantes, entre el 31 de julio y el 2 de agosto tomará parte en la Orobie Ultra-Trail® (140 km. y 9500 m. de desnivel positivo), cerca de Bérgamo.

Queda claro: aunque él asegure que no es más que “un hombre que trata de disfrutar” con lo que hace y le gusta, Pablo Criado es el verdadero gigante de los Alpes italianos.

Share This