Turismo Rural Remoña ganador Ruta Pucheros Cantabria 2015

Por segundo año consecutivo, Turismo Rural Remoña ha logrado el primer premio en la categoría de Cocido Lebaniego de la Ruta de los Pucheros de Cantabria. En esta ocasión, el plato estrella de las cocineras del restaurante Remoña compitió con otros ocho establecimientos de la región en un concurso gastronómico que cumple su tercera edición y que organiza Hostelería de Cantabria y el Diario Montañés. Recientemente, Turismo Rural Remoña fue también distinguido en los Premios Inturtech 2015 como la Empresa Turística más Competitiva de España en turismo de interior.


La ceremonia de entrega de premios de la III Ruta de los Pucheros de Cantabria tuvo lugar esta tarde en las instalaciones del Hotel-Escuela Las Carolinas y estuvo presidida por el director general de Turismo del Gobierno de Cantabria, Santiago Recio. Por parte de Turismo Rural Remoña acudieron al acto Jesús Prellezo padre y Jesús Prellezo hijo, quienes recogieron de manos de Pablo Alonso, vicepresidente de la Asociación de Hostelería de Cantabria, el diploma que acredita nuevamente al cocido lebaniego del restaurante Remoña como el mejor de Cantabria.

Jesús Prellezo con Santiago Recio, director Turismo de Cantabria

En la edición de este año han participado 50 establecimientos de 25 localidades de Cantabria en las tres categorías de platos de cuchara a concurso: cocido lebaniego (9), cocido montañés (21) y guisote (20). ‘El Mirador de Trasvía’, en cocido montañés, y ‘Hotel Isla Bella Spa’, en guisote, han sido los otros dos ganadores de 2015.

ganadores-cocido-lebaniego-cocido-montanes-y-guisote-Ruta-Pucheros-Cantabria-2015

Además del reconocimiento que por sí solo supone ganar un premio de estas características, el Diario Montañés obsequiará a los vencedores de cada categoría con un publirreportaje, valorado en 3.000€, tal como recordó la directora de Publicidad del periódico cántabro, Carmen Puertas.

Foto de familia premiados Ruta Pucheros Cantabria 2015

Desde Turismo Rural Remoña queremos agradecer una vez más a organizadores y jurado la benevolencia con la que nos tratan y, sobre todo, recordar de nuevo los nombres de las verdaderas artífices de la excelencia de nuestra cocina: Aurita Rábago y Montserrat Prellezo.

Share This