El  1er Curso de Iniciación al Corte del Jamón Ibérico que tuvo lugar el pasado sábado en el Hostal Restaurante Remoña constituyó todo un éxito. Por un lado, en cuanto a participación y, por otro, en cuanto a la calidad de los contenidos ofrecidos por Juanjo de Choniberico. A la mayoría de los asistentes, sin embargo, les supo a poco una iniciativa que abogaron por repetir: tanto la parte didáctica como la posterior, que se alargó hasta altas horas de la madrugada.

Curso Jamón Turismo Rural Remoña

El comedor del Restaurante Remoña acogió una jornada en la que los asistentes pudieron despejar muchas de las dudas que siempre nos asaltan cuando conversamos sobre el glorioso jamón ibérico. Es el caso de los tipos de jamones dependiendo de la alimentación de los animales (cebo, cebo de campo o 100% Bellota) o las distintas Denominaciones de Origen que realmente existen en nuestro país (para los cerdos ibéricos de pata negra: Guijuelo –Salamanca-, Dehesa de Extremadura, Los Pedroches –Córdoba- y Jabugo –Huelva-; y para los cerdos blancos: Jamón de Teruel y Jamón de Trévelez –Granada-)

No hay duda de que estos y otros datos que Juanjo fue aclarando a la concurrencia servirán a partir de ahora para elevar el nivel de las conversaciones sobre este manjar, pero lo que muchos de los asistentes esperaban con ansiedad era pasar a la práctica, atacar el corte de jamón. Y de nuevo aquí muchas de las preguntas que aparecen cuando nos metemos en faena fueron poco a poco disipadas por el gran Juanjo.

Cuáles son las partes de un jamón; qué tipos de cuchillos se necesitan; cómo comenzar un jamón dependiendo de la necesidad de consumo; cómo pelar un jamón de su corteza, para poder ser consumido; cómo presentar el jamón en la jamonera; cómo extraer el hueso peroné para extraer la carne del jarrete; o cuándo dar la vuelta al jamón para seguir cortando, fueron algunas de las cuestiones aclaradas en el curso organizado por Turismo Rural Remoña.

Finalmente, cada uno de los participantes en el Curso impartido en el Hostal Restaurante Remoña probó su destreza con el cuchillo jamonero para, más tarde, degustar el jamón que se iba cortando muy bien acompañado por el vino de Bodegas Antigua Usanza.

En definitiva, un éxito de crítica y público que anima a Turismo Rural Remoña a continuar organizando eventos que combinen ciertos conocimientos con la posibilidad de disfrutar de la compañía de los amigos de Espinama y del Remoña. ¿Cuál será el próximo?

Share This