Naturea Cantabria ofrece el domingo 6 de agosto una ruta guiada a Pico Jano (1.446 m.) de dificultad media, zona conocida por albergar uno de los primeros asentamientos cántabros. No es la cumbre más elevada de Picos de Europa, pero desde ella se ofrece una panorámica de 360º, pudiendo contemplar más de 15 pueblos y todos los sistemas montañosos que orlan la comarca de Liébana. Los 9 km de recorrido de la ruta Pico Jano, que se realizarán aproximadamente en unas cuatro horas y media, están plagados además de innumerables sorpresas botánicas, de fauna y arqueológicas. Si estáis interesados, todavía quedan plazas libres: reserva aquí.


El Pico Jano es la cumbre más elevada de la Sierra de Collaín, que separa los valles de Cereceda y Valdebaró. A pesar de su modesta altitud, se erige en una extraordinaria atalaya sobre el conjunto de la comarca lebaniega. La cumbre ofrece una panorámica de 360º repleta de altas montañas que flanquean los tres grandes valles del Deva, el Quiviesa y el Bullón.

De esta privilegiada posición ya se dieron cuenta los primeros pobladores cántabros, que situaron cerca de la cumbre uno de sus asentamientos, conocido como Combranda, del que aún se conservan algunos restos que van apareciendo a lo largo de la ruta. Los restos megalíticos no son las únicas referencias al pasado que nos encontramos: se observan las bocaminas de una antigua explotación minera de cobre sobre un afloramiento de rocas ígneas que, junto a los de la Sierra del Cordel y Peña Prieta, es único en la región.

La ruta Pico Jano, que se realiza por los guías del servicio de uso público de la RENPCAN, parte a unos 950 metros de altitud en una de las altas laderas de la Vega de Liébana. Se utiliza un camino tradicional recientemente recuperado que fue utilizado en el pasado, y particularmente en la etapa de posguerra, para extraer la madera del monte. El camino comienza atravesando un robledal de roble melojo (Quercus pyrenaica), en cuyo interior aparecen los primeros restos megalíticos, en el castro de Llan de la Peña.

Pronto se alcanza, siempre en ascenso, el pozo de La Tejera, una pequeña laguna construida por los vecinos del pueblo hace algo más de treinta años, para poder regar los prados en verano. Aparece por tanto vegetación adaptada a ecosistemas lacustres como la espadaña (Typha latifolia), y aves limícolas que encuentran aquí alimento como el andarrios chico (Actitis hypoleucos). En la orilla, junto a las piedras, no es difícil observar, en primavera, larvas de tritón jaspeado o el revoloteo de caballitos del diablo y libélulas. Se trata de un buen lugar en invierno para la identificación de huellas sobre la nieve, ya que muchos animales acuden aquí en busca de agua.

En la ascensión de la ruta Pico Jano se atraviesa una turbera que resulta el observatorio ideal de un amplio abanico de plantas carnívoras como la grasilla o tiraña (Pinguicula grandiflora), esfagnos y aromáticas como la menta. No será difícil encontrar algunos anfibios como la rana verde común o la rana bermeja. Los robles ganan porte progresivamente y no es difícil encontrar las señales de los pájaros carpinteros, como el pico mediano.

Al llegar al Collado Pandal cambia la vertiente, ahora hacia el noroeste y con ello la vegetación; la umbría y la altitud favorecen que se desarrolle el hayedo. La senda avanza entre hayas, acebos y serbales hasta el lugar conocido como Hoyu Las Varas, paraje de sublime vegetación donde aparecen arces, avellanos, sauces, fresnos, acebos y longevas hayas y robles que conducen al siguiente collado, conocido como Campera Ramperi; aquí el acebo es la formación predominante que comparte protagonismo con una panorámica que ya empieza a resultar admirable.

Ruta-Pico-Jano-1

Una vez en la cima de la ruta Pico Jano, junto al vértice geodésico a 1446 metros, se observan más de 15 pueblos y la panorámica de todos los sistemas montañosos que orlan la comarca de Liébana. Hacia el norte vemos el inicio del Desfiladero de La Hermida, y en la línea del horizonte, el Mar Cantábrico. Hacia el este la Sierra de Peña Sagra con su techo, El Cuernón (2047 m), Cueto de la Concilla y Sierra del Cordel. Hacia el sur la Cordillera Cantábrica, destacando Peña Prieta (2536 m). Y hacia el oeste el macizo central y oriental de los Picos de Europa, con Peña Vieja como cima de Cantabria (2613 m).

En el camino de descenso, pasamos junto a una bocamina, se trata de los restos de una antigua extracción minera que data de la época romana, las primeras explotaciones mineras que se iniciaron en Liébana, de menor importancia y con anterioridad a las que se desarrollaron después en Picos de Europa. El camino continua hacia el Portillo de Angrajal, donde encontramos los restos megalíticos de Combranda, una de las únicas representaciones de arte rupestre al aire libre de la comarca; se puede observar un gran ortostato de arenisca, donde han sido grabadas varias cazoletas, en lo que pudo ser la cubierta del dolmen.

Continuamos descendiendo por la campera conocida como Carro Briz hasta llegar a un melojar muy joven, que se ha de atravesar para tomar el sendero de Carnayo que desciende paralelo al arroyo Lacebo, hasta la tenada de Enterrías. A partir de aquí, el camino se ensancha y desciende por una pista entre robledal de roble melojo, hasta llegar al estanque de Enterrías, que al igual que el de Dobarganes, se construyó para regar las fincas. A menos de un kilómetro, tras atravesar por un camino la pradería de Primaseda, nos encontramos de nuevo en Dobarganes.

Duración: 4,30 horas.  

Distancia: 9 km.

Desnivel acumulado: 500 m.

Tipo de firme: Sendero, camino de herradura, pista forestal.

Tipo de recorrido: lineal.

Dificultad: Media.

Puntos de encuentro: Dobarganes.

Hora de salida: 09:30 horas.

Precio: 7 €.

 

Información, contacto y condiciones de las rutas Renpcan

Sólo se admitirán aquellas reservas que hayan sido confirmadas vía email o por contacto directo telefónico.

Será imprescindible pagar al guía al inicio de la ruta la cantidad establecida.

El punto de encuentro, hora e información básica necesaria para realizar la actividad le serán enviados a la persona de contacto de la reserva en el email de confirmación.

En caso de no poder realizar la actividad, le pedimos que cancele su reserva lo antes posible. Para ello póngase en contacto con nuestra central de reservas por teléfono (942 04 94 38) o vía email (naturea@redcantabrarural.com) en horario de 09:00 a 14:00 de martes a viernes.

En caso de cancelación de la actividad se le comunicará al contacto de la reserva lo antes posible.

Para más información de la ruta realizar la consulta por email a: naturea@redcantabriarural.com o realizar por teléfono 942 049 438 en horario de 09:00 a 14:00 de martes a viernes.

El guía tiene la potestad de modificar o suspender una actividad por motivos de seguridad.

Una vez la que la actividad haya dado comienzo, en ningún caso se devolverá el importe pagado.

Recomendaciones básicas a los senderistas

Acuda a las rutas con botas, ropa cómoda y agua abundante.

Consulte la idoneidad de rutas para niños.

El guía podrá optar por suspender la salida prevista en caso de condiciones meteorológicas adversas.

La organización no se hace responsable de accidentes personales, roturas o pérdidas de material que tengan lugar durante el transcurso de la actividad.

No se admite el acompañamiento de mascotas en las actividades guiadas.

Share This