Parque Nacional de Picos de EuropaLos alojamientos de turismo rural de Cantabria aumentaron en agosto la recepción de viajeros en un 18% más respecto al mismo mes de 2014, 7.500 viajeros más para un total de 49.116, según los datos publicados hoy por el INE.  En cuanto al grado de ocupación en relación a las plazas ofertadas, el turismo rural de Cantabria ocupó en agosto la tercera plaza a nivel nacional, con un 56,64% del total, solo por detrás de País Vasco y Baleares. El Parque Nacional de Picos de Europa, de nuevo entre las zonas turísticas más visitadas.

Los resultados del turismo rural de Cantabria resultan aún más interesantes si se comparan con los registrados en el país: mientras que la media del grado de ocupación por plazas se sitúa en el 38,54% a nivel nacional, la de Cantabria, con un 4,74% superior a la de agosto del año pasado, obtiene 18 puntos más (56,64%). En este registro, que ofrece una perspectiva de los datos más ajustada a la realidad para Comunidades Autónomas pequeñas, Cantabria solamente se vio superada en agosto de 2015 por Baleares (75,65%) y País Vasco (63,82%).

Unos datos que para los alojamientos rurales de Cantabria también mejoran ostensiblemente en cuanto a pernoctaciones, tanto respecto a los resultados de la propia Comunidad de agosto de 2014 como a los obtenidos este último mes en el conjunto del país. Mientras que la media nacional subió un 9,2%, Cantabria aumentó en un 13,5% el número de pernoctaciones, 17.443 más para un total de 147.181, una cifra que, por ejemplo, en términos absolutos, otorga al turismo rural de Cantabria la cuarta plaza de las pernoctaciones de viajeros residentes en España, con un 9,3% del total, por delante de Comunidades Autónomas como Galicia, Andalucía, País Vasco o Madrid.

En cuanto a zonas turísticas, destacar que los alojamientos rurales del Parque Nacional de Picos de Europa alcanzaron en agosto el top ten de los que obtuvieron mayor porcentaje en el grado de ocupación según las plazas ofertadas, con un 54,57%, justo por detrás de Rías Baixas y por encima de destinos con tanta tradición en este tipo de alojamientos como el Pirineo Aragonés o Extremadura Norte.

Share This