Carlos Cue y Javier Torralbo en la cima del Tiro PedabejoAntonio Lastra resultó vencedor del ‘I Maratón Fotográfico de Escalada en Alta Montaña’ celebrado en Picos de Europa el pasado fin de semana, mientras que Francisco González se alzó con el Premio del Público de un concurso que contó con la participación de nueve fotógrafos. En un día despejado pero marcado por el fuerte viento, los participantes recogieron con sus cámaras la difícil ascensión al Tiro Pedabejo, por la vía ‘Big Bang’ de 7c de dificultad, realizada por el fenomenal escalador Carlos Cué. Espinama se volcó durante las jornadas del ‘I Maratón Fotográfico de Escalada en Alta Montaña’ tanto con los organizadores como con los participantes, lo cual no deja de ser una buena señal para que este evento se mantenga durante muchas ediciones.

Antonio Lastra primer premio foto escaladaLos amantes de la escalada y de los Picos de Europa podrán contemplar en breve una exposición con una selección de fotografías del Maratón (con fecha y lugar por confirmar), entre las que, por supuesto, podrán admirarse las de los premiados.  El trabajo de Antonio Lastra fue reconocido como el mejor en su conjunto (no por una sola instantánea) gracias a su capacidad para captar el movimiento y dinamismo de la escalada. Por su parte, Francisco González se ganó el favor del público con una obra que intenta escapar de la fotografía deportiva tradicional, otorgándole valores artísticos hasta ahora poco comunes.

Francisco González premio público foto escaladaZoilo Martín, responsable junto con Javier Sáenz y José Luis Bustamante de implicar a la Junta Vecinal de Espinama en la organización del ‘I Maratón Fotográfico de Escalada en Alta Montaña de Picos de Europa’, nos ha enviado una excepcional crónica que resume a la perfección la actividad registrada en Espinama y en Picos de Europa durante los días 9, 10 y 11 de septiembre de 2011:

“El viernes 9 de septiembre se equipó el entorno del Tiro Pedabejo en cuestión de seguridad (cuerdas fijas y pasamanos) y avituallamiento (agua, comida, cocinillas…). Javier Sáenz reconoció la vía para ver en qué estado se encontraba, la rapeló entera y luego la subió ‘jumareando’ (por la cuerda fija). Por la tarde, tuvimos una presentación de la actividad con los nueve  fotógrafos inscritos  y los  organizadores en el Telecentro de Espinama.

El sábado 10 de septiembre, a las 11 de la mañana, empezó la escalada con un fuerte viento que nos acompañó durante todo el día. Los fotógrafos fueron cambiando de sitio según avanzaba Carlos Cué, el escalador, y, en el último largo, se descolgaron por la pared dos de ellos.

Carlos Cué escalando Tiro PedabejoLa proyección, programada para las 22:30 h. de la noche, comenzó con retraso y con los problemas técnicos habituales de una primera edición (razón por la cual, sólo cinco participantes pudieron entregar sus fotos). Carlos Suárez se ocupó de la presentación y de poner unos vídeos para ir calentando motores, momento en el que empezó a intuirse que la sala destinada a la proyección se quedaría pequeña ante la expectación creada. Realmente fue una auténtica pena, porque las imágenes resultaron espectaculares, pero sin duda este contratiempo se subsanará en futuras ediciones.

El primero en presentar su selección de fotos fue Javier Torralbo (por todos conocido en Espinama): un verdadero placer disfrutar de unas fotografías que reflejaban el ambiente de montaña y escalada como sólo lo puede hacer alguien que conoce muy bien este mundo; repletas de detalles, tanto de los personajes como del material, que consiguen ‘meterte’ en el ambiente. Supo transmitir las emociones que se viven antes y durante la escalada, así como la convivencia en montaña, y acompañarlas de enriquecedoras explicaciones. Ciertamente, puso el listón muy alto.

Antonio Lastra, fotógrafo de naturaleza, fue el siguiente en presentar su obra. Acostumbrado a fotografiar animales, logró captar el movimiento y dinamismo de la escalada como nadie. Hizo fotos de caídas y de movimientos dinámicos que proporcionan especial velocidad a sus tomas. Durante el trabajo de campo, impresionaba contemplar su capacidad para apostarse en cualquier sitio son su gran objetivo (un ‘copito’ que era la estrella del concurso) sujetándolo a mano, sin trípode. Nos enseñó una gran selección de imágenes de la escalada y del salto BASE desde Remoña que le valieron el Primer Premio del I Maratón Fotográfico de Escalada en Alta Montaña.

Carlos Suárez, avezado alpinista y con mucha experiencia en grabaciones de alta montaña, nos mostró unas fotos que retrataban fielmente tanto a los personajes como las dificultades de la vía en sí misma. Las imágenes que captó colgado de la cuerda y a la altura del escalador transmitían la verticalidad e inmensidad de la pared, como si estuviéramos allí metidos. Sus comentarios, técnicos pero amenos, consiguieron rematar una estupenda ponencia.

Maraton fotografia escalada picos de europaFrancisco González, aficionado a la fotografía y a la escalada (lo que le permitió colgarse de la pared), nos enseñó una selección de fotos en las que buscaba un estilo más artístico, alejándose de los cánones de la fotografía deportiva. Fueron esas nuevas sensaciones las que le valieron el Premio del Público del I Maratón Fotográfico de Escalada en Alta Montaña.

José Luis Bustamante cerró la proyección con imágenes preciosas de la fragilidad del escalador en un ambiente tan hostil como es la cara Oeste del Tiro Pedabejo. Consiguió atrapar la belleza del entorno que tan bien conoce y que hace de los Picos de Europa un lugar tan especial. Sus acertados comentarios nos ayudaron a entender mejor la escalada y, entre otras cosas, dejó claro lo difícil que resulta captar la elegancia de Carlos Cué escalando.

Se entregaron los premios a las 12 de la noche y el domingo, a las 10:00 h., ya estábamos subiendo a Peña Olvidada para ver un salto BASE (cuyas fotos eran fuera de concurso) que hubo de cambiarse de sitio por el fuerte viento que hacía allí arriba. Finalmente, decidieron bajar hacia la Padiorna para saltar encima de los Tornos de Liordes: ¡impresionante! Por cierto, nunca deja de sorprendernos el profundo conocimiento de los Picos de Europa que tiene Javier Sáenz.

Javier SáenzNo puedo concluir sin constatar que el recibimiento que nos dio Espinama fue espectacular y, por tanto, tampoco podemos evitar los agradecimiento: gracias a la Junta Vecinal de Espinama, a los Hosteleros y vecinos del pueblo, a los colaboradores voluntarios del concurso, a Javi Sáenz por todo el material y organización técnica. Y, a nivel personal, gracias a Nando, Jesus, Maxi, Charo, Asun… y, sobre todo, a los participantes”.

Share This